La energía destinada para la producción de agua caliente es una parte importante del gasto total de los hogares. Representa el segundo consumo en importancia sólo por detrás del gasto en calefacción. La mayor parte del agua caliente que se genera en las viviendas es utilizada en la ducha y es desechada por el desagüe.

Estamos malgastando energía en cantidades muy elevadas, recuperarla es extremadamente sencillo con el sistema de Hidrotermia Europa, un plato de ducha que presenta una solución eficiente de ahorro energético incorporando un dispositivo de recuperación de calor.

Un plato de ducha que incorpora un dispositivo de recuperación de calor puede ahorrar hasta un 43% de energía. Reutilizando esta energía conseguimos no sólo un ahorro energético si no que conseguimos una disminución del consumo de agua caliente sanitaria utilizada en cada ducha. Todo ello hace que el usuario vea reducida considerablemente su factura.

Cómo funciona

El conjunto de plato de ducha con el intercambiador forman un bloque único que se comporta como un elemento estático. El plato de ducha canaliza el agua caliente usada antes de salir hacia el desagüe y la conduce por la superficie exterior de un intercambiador de calor plano integrado en la superficie del plato.

Por el interior del intercambiador circula el agua fría que se precalienta antes de la mezcla con el agua caliente. Debido a esto, se reduce la cantidad de agua caliente necesaria, lo que se traduce en un ahorro energético y económico. Así una porción importante del calor que tiene el agua que abandona la vivienda es recuperado y transferido al agua fría que tenemos que calentar para ducharnos.

La gran ventaja que aporta este sistema sobre otros es que la superficie exterior por la que circula el agua utilizada es accesible y de fácil limpieza. Con ello se consigue asegurar un mantenimiento sencillo y continuado sin reducir su capacidad de intercambio con el tiempo. El diseño plano del intercambiador permite el montaje en superficie. Además facilita la fabricación de platos de ducha planos para que pueden ser utilizados sin restricciones por personas mayores o con movilidad reducida. Para precalentar el agua antes de entrar a la válvula termostática es necesario hacer llegar el agua fría hasta el plato de ducha y devolverla una vez precalentada.

Ahorro de energía y recuperación de la inversión

En condiciones normales, una familia de 5 personas, puede ahorrar 225,86 Euros por año. La diferencia entre instalar un plato de ducha tradicional y uno con sistema de recuperación no costará más de 180 euros. Con estas condiciones obtendremos varias ventajas económicas a tener en cuenta: La primera nos la podemos encontrar al acometer el proyecto

Publicado: 21 de Febrero de 2017